lunes, 8 de diciembre de 2014

Navidad en Sweet home

Creo que todos conocéis ya nuestro Sweeth home galletas. En nuestra casa elaboramos galletas y las decoramos para que puedas tener ese detalle especial con tus amigos o tu familia.
La navidad nos encanta por muchos motivos y, uno de ellos, es el de poder elaborar angelitos, estrellas, árboles, belenes,... todo aquello que huele y sabe a navidad.
Este año, una vez más, os traemos nuestras colecciones para esta navidad 2014. Ha sido especial para mi porque mi hija Carmen, con la  que camino "por la vida juntas", ha diseñado casi todos los modelos que he realizado en las galletas. La colaboración con ella es maravillosa. Me encanta su estilo y finura, su gusto, y.. su paciencia conmigo !!! Gracias, Carmen, corazón.
Ya sabéis que podeis escribirnos para consultarnos precios, modelos,... aquí:

cristina.sweethome@gmail.com

www.facebook.com/sweethomegalletas

Aquí os dejamos nuestra colección de este año. Esperamos que os gusten y, ya sabéis dónde estamos para atenderos con todo cariño. Gracias !!!












sábado, 8 de noviembre de 2014

Los abuelos deberían ser eternos...

Como sabréis por el post anterior, la abuela Noli  se ha ido al cielo después de mucho sufrir y entregarse a los demás durante toda su vida.
Los abuelos son el tipo de familiar que está toda la vida contigo, que te ven crecer, y después de tus padres, son los que te conocen mejor. Por eso, cuando llega el momento de que tu abuela por fin descanse es extraño pensar que ya no está ahí, que no vas a verla cuando vayas de visita, y es inevitable pensar que nada va a ser igual.
Cuando nos lo dijeron era por la noche. En el instante de la noticia no reaccioné mal porque no me paré a pensarlo detenidamente, pero cuando pasó un ratito y le di vueltas y empecé a recordar momentos y a intentar ver como sería todo a partir de ahora, ahí es cuando te derrumbas un poco.
 Me parecía que como llevaba bastante tiempo sufriendo y desde hacía unas semanas se había complicado,  todos íbamos asumiéndolo, que todos deseábamos ya que descansara y que cualquier día podía pasar, pero claro, cuando llega ese día es un poco difícil simplemente pensar en el fin del dolo. La tristeza quieras o no aparece y aunque tu hayas estado asimilando que todo llega a su término y que es mejor así, lloras y se pasa mal y desgraciadamente ese rato no se puede pasar sin vivirlo y ya.



El día del funeral fue realmente precioso. Por la mañana, antes de la misa, fuimos a la casa de la abuela. Cuando entré me dio mucha pena porque  me recordaba a cuando ella lo tenía todo muy bien colocado y le gustaba tener todo limpio y bonito... Yo en principio no quería ir a verla en el velatorio, lo habían montado a deseo de mi abuelo en el salón grande, donde las cenas de navidad, porque me daba miedo el que me sorprendiera mucho el verla o que no me gustara nada ver a mi abuela en un ataúd. Sin embargo vi que todos mis primos y hermanos, hasta los pequeñitos de 2 y 3 años pasaban y entré yo también.
La sala estaba preciosa, el ataúd en medio y a rededor coronas de flores de un montón de gente, de un colegio, de los amigos de Santander, de amigos, y también una de parte de todos los nietos, entera blanca... No me dió miedo verla sino que me alegré porque se la veía incluso mejor de lo que estaba antes porque tenía cara de paz y tranquilidad, y más que muerta parecía dormida. Estuvimos todos una hora allí y fuimos a darle un beso uno a uno aunque casi todos acabamos dandole tres besos o acariciándole la mano... fue una hora increíble.
El resto del día fue extraño, la verdad, porque siempre nos hemos reunido en casa de los abuelos para celebrar algo y ese día tampoco apetecía mucho hacer lo mismo de siempre...
Después de lo que son el primer día y unas pocas horas más ya lo miré de otra forma. Me sigue dando pena pensar que no está por el hecho de que aunque antes no me recordase por su demencia senil, no supiese quien era y me dijera cosas como que porqué iba sin ropa cuando llevaba vestido o que tenía el pelo exageradamente largo cuando lo tenía un poco más largo que a la altura de los hombros,....  estaba allí y eran bonitos los momentos con ella...
Alivia y anima mucho pensar que no es un adiós, que la volveré a ver en el cielo y que ella ahora nos podrá cuidar a todos mejor. Y como me dijo el día del funeral Marisol, una de mis monitoras del grupo católico al que voy: 'Si se ha ido es porque aquí ya no tenía nada que hacer, sin embargo arriba necesitaban su ayuda.'

Carmen




jueves, 6 de noviembre de 2014

Querida Noli..



Querida Noli:
Hace apenas tres días te marchaste al cielo. Después de tres años de enfermedad y un final lleno de sufrimiento, descansas en los brazos del Señor.
Hay mucha gente que no te conocía, por eso te escribimos esta carta nosotros, los que sí te hemos conocido, tratado y querido muchísimo.
Naciste en el año 1930. Eras la segunda de cinco hermanos. Uno de tus hermanos murió con tan solo seis años, algo que , desgraciadamente, era muy común en esa época.
Tú querías ser maestra, pero la vida no te dejó... Con doce años, tuviste que dejar los estudios para cuidar a tu madre enferma, para hacer de ama de casa y de madre para tus hermanos.
Te casaste a los 25 años con el abuelo Justo, un agricultor entrañable del que hablaremos en alguna ocasión..
Cinco maravillosos hijos, todos varones, que te han querido tanto y te siguen queriendo.
Tuviste que cuidar no sólo de ellos, de la casa, las tareas del cole,... sino de tu suegra Carmen, enferma de parkinson y paralítica en silla de ruedas. Pero pasados unos años, Manola, una mujer que te ayudaba con Carmen, enfermó de cáncer, con lo que tus cuidados se multiplicaron para las dos                                         


                                                                    
Con esta intensidad de vida, tuviste aún la capacidad de desarrollar los dones y capacidades que Dios te había dado. Hiciste un curso en Madrid para aprender a tejer lana con una máquina. Qué maravilla de jerseys, patucos, toquillas,... nos has hecho a todas las nueras para tus nietos!! Los conservamos como verdaderas obras de arte...
Tejías jerseys para tus hijos y algunos los vendías para ayudar a la economía familiar. Menuda mujer emprendedora y valiente que has sido siempre, Noli !!
Yo te recuerdo especialmente cuando entraba en casa, en tu cocina: con tu mandil, ese olorcito a comida casera, esos guisos que quitaban el hipo,.... Cuando dormíamos allí , madrugabas para que tuviéramos churritos recién hechos.. Menudo lujo!!
Mis hijos no han probado unas croquetas y empanadillas como las tuyas, Noli... Las echamos de menos, la verdad. Tu bizcocho con azúcar glaseado con limón, tus magdalenas caseras,... es de las cosas más ricas que he probado nunca.


Tenías gran inquietud por estar al día de todo, de la actualidad, de leer ,.. A pesar de haber dejado los estudios, siempre tenías un libro en tus manos y cuando te hablábamos de algún libro que estábamos leyendo o habíamos leído buena crítica sobre él, enseguida tomabas nota e intentabas leerlo.


Este tiempo de prueba ha sido todo un regalo el poder cuidarte, en casa, en tu casa, con tus cosas,.. Te merecías recibir después de tanto dar. Todo un testimonio para mí, ha sido el de tus hijos: cómo te han cuidado, limpiado, dado de comer, ...esas caricias y besos llenos de ternura. Y tu querido Justo... qué testimonio tan real de "en la salud y en la enfermedad todos los días de mi vida..." Gracias, Justo, desde aquí: cuánto nos has enseñado a querer de veras en el matrimonio


El marte día 4, un día después de tu fallecimiento, tus 20 nietos (con edades entre 2 y 19 años), tus cinco hijos, tus cuatro nueras y tu querido Justo, estuvimos una hora de velatorio, en tu casa, alrededor de tí, rezando, contemplando tu pelo blanco y tu cara relajada por no sufrir ya.
¿Cómo se puede vivir esto, cómo es posible que 20 niños estén ante su abuela ausente , con dolor y pena, sí, pero con gozo de estar juntos, unidos y agradecidos? Pues es posible porque tú lo hiciste posible. Tu sencilla y fuerte fe, junto con la del abuelo, han hecho posible que todos podamos vivir estos momentos con paz y esperanza en que esta vida es un soplo y que tú nos esperas en el cielo para seguir disfrutando unos de otros


Querida Noli: damos gracias a Dios por lo que has sido para cada uno de nosotros y esperamos que muy prontito puedas estar en el abrazo eterno del Padre. Pronto estaremos todos contigo porque la vida es un suspiro, un paso ...

jueves, 18 de septiembre de 2014

¡El cielo es real!!

¿ El cielo existe, es real como el infierno?... Esta pregunta puede nos haber interrogado alguna vez creándonos dudas sobre el cielo, su existencia, la vida divina... al no estar totalmente seguros de que es así y que no obtengamos respuesta.
Yo siempre he dado por hecho que sí existe, aunque la verdad nunca o casi nunca me he parado a pensarlo detenidamente. Recuerdo que cuando estaba en primaria, discutí con un niño porque me decía que todo era mentira: la creación, Jesús, la Virgen María,... y, claro, yo que soy de familia católica y estaba segurísima de que todo era verdad aunque ni yo misma quizás entendiera algunas cosas, le intenté hacer entender que  era verdad, pero el niño siguió diciendo que no.
Ahora que ya me paro a pensar más en ciertos temas, saco de si el cielo existe o no un mar de dudas que me temo que nadie me puede responder. Por eso, el otro día me quedé sin palabras al ver la película  ''El cielo es real'', de la que había oído hablar de ella hace unos años.

                        



Esta película está basada en la historia real de un niño estadounidense de cuatro años que durante un viaje con su familia ( su padre es pastor protestante) se puso muy enfermo de apendicitis y le tuvieron que llevar a urgencias, con una inmediata operación. Durante esa operación, el niño abandonó su cuerpo, se elevó y vio a los médicos operándole, luego vio a su padre rezar en la capilla y a su madre llorar en la sala de espera.
 Seguidamente visitó el cielo, los ángeles le cantaron, vio mucha gente, todas las personas jóvenes, de blanco, muy felices, y también vio a Jesús, que le dijo que allí nadie le haría daño, tenía las marcas de la crucifixión y decía el niño que tenía la sonrisa más bonita y llena de amor del mundo. La operación salió bien y se recuperó, parecía que la tranquilidad había vuelto, pero todo cambió el día que, sin darle importancia, el niño le dijo a su padre que había visitado el cielo. A partir de ese momento la familia empezó a pasarlo mal porque la parroquia no le creía, la gente se burlaba, los niños en el cole se reían de él y de su hermana, y a todo esto se le sumaba la mala situación económica familiar. Además, el padre que por más que investigara no podía creerlo, perdió un poco la fe, avergonzándose de ello al ser pastor. Poco a poco  fue teniendo más fuerza y confianza en su hijo para hablar del tema, decir a la gente que creía en él y volver a ser el párroco tan querido y admirado por sus sermones.
Es una película increíble,está llena de escenas preciosas y de detalles que hacen pensar y pensar. Lo que me ha llamado más la atención, aunque todo en sí me ha sorprendido, es cuando el niño les cuenta a sus padres que vio a su bisabuelo (del cuál no sabía nada) y que había conocido a su hermana pequeña ( tampoco sabía nada) que había muerto en un aborto en la tripa de su madre. Y también que sus padres buscaron en Internet otros casos parecidos y encontraron a una chica que tiene visiones del cielo desde los cinco años y que las plasma en cuadros. Esta niña pintó el retrato de Jesús y el niño, cuando lo vio, dijo que ése era Jesús.

                     


Por eso, verla me ha hecho pensar de manera diferente en el cielo, verlo como lo vio el protagonista de la película, acordándome de la frase: '' si no sois como niños no entrareis en el reino de los cielos''. Y, curiosamente, antes pensaba: pues sí, un lugar para descansar, pero qué rollo estar allí para siempre, sin hacer nada... Y ahora pienso en toda la gente que está allí, descansando con Dios, después de esta vida, allí solo paz y alegría, nada de preocupaciones, ni prisas, ni nada.
 Suena bien, ¿ verdad?

Carmen

lunes, 1 de septiembre de 2014

Septiembre: vuelta a la rutina




Comienza el mes de septiembre, "la vuelta a la rutina". Según la RAE, rutina es  la " costumbre  de hacer cierta cosa o hacerla de cierta manera, que se sigue manteniendo aunque ya no haya razón para ello o la haya en contra ".





Estos días es frecuente escuchar entre algunos padres frases como éstas: "ay, qué ganas tengo de volver a la rutina ",  !"qué bien el verano, pero, pufff...deseando la rutina del curso! ", "bendita rutina"...
En casa debemos ser un poco marcianos porque no queremos volver a la rutina, vamos, que yo no quiero ir al cole!!
Los motivos son muchos, ahora os los contaré, pero, sobre todo, hay uno: ví tan cansados a mis hijos el curso pasado, estudiando tanto, que me da pena verlos así un año más. Ya tengo a dos en la ESO y dos en Bachillerato; dos me quedan todavía en Primaria, que es más suave... El ritmo de los mayores durante el curso fue tremendo : clases de nueve a tres, comer, descansar media hora y estudiar hasta la cena. Después de cenar,....más estudio. Fines de semana , más de lo mismo; algún paseo con los amigos, y poco más. Me da pena, sí. Es cierto que trabajan mucho y que sus notas son excelentes y eso es muy gratificante; el esfuerzo requiere trabajo y éste tesón, organización y disciplina. Gracias a Dios, mis hijos caminan por aquí.


Lo bonito es que cada uno lo hace según sus capacidades. Ayudar a cada uno según éstas, sin comparaciones con los demás hermanos, respetando su organización pero, al mismo tiempo, ofreciéndoles tu ayuda para elaborar un esquema, perfilar un trabajo, memorizar fechas de historia,...es algo con lo que disfruto. Comprobar que uno está atascado y que con un poco de motivación, vuela...es algo maravilloso.
Pero volvamos al principio. Os decía que hay muchos motivos para no querer ir al cole, para no volver a la rutina. Pues bien, estos son los motivos, aparte del anterior tan importante:
Este verano lo hemos disfrutado muchísimo en casa. Aparte de la semana en Galicia tan especial, hemos estado en casa, en Toledo, con 38 graditos de temperatura...
El panorama en julio era calor, calor, calor... No poder salir a la calle hasta las 10 de la noche, pufff...
 Conclusión: ¿qué hacer en este Toledo tan caliente ??? Se pueden hacer un montón de cosas, con imaginación (algo que a mis hijos les sobra) y dentro de casa, ...


Aquí va una lista de algunas cosas que han hecho:
- Por supuesto, bañarse en la piscina
- Escuchar inglés: ver películas en versión original, seguir un curso de inglés,..
- Jugar a tiendas y restaurantes: durante una semana el porche de casa ha sido un verdadero despliegue de platos, menús,... servidos en distintos restaurantes , regentados por distintos "chefs": Ignacio, Santi y Cris
- Campeonato de parchis. Tenemos un parchis de los Simpson  de 4 y 6 jugadores, con lo que no hay problema para que participen todos.
-Campeonato de poker: sin apostar, pero sí, poker. Hasta Cris, con 7 años sabe jugar. Es lo que tiene tener hermanos mayores: con 6 años ya sabía jugar al ajedrez y al poker...
- Campeonato de Scalextrix:! chulísimo, me encanta !!
- Castillos y Playmobil: estamos ahora mismo con ello. El porche está lleno de fortalezas, construcciones, bichos,... con todo aquello que sirva para atacar y defenderse...Lo gracioso es que Cris se ha bajado su casita de muñecas y juega también con los "Little Pet Shop".
- Creación de una revista de deportes on line: mi hijo Pablo, de 13 años, tiene pasión por el fútbol y ha creado una revista de deportes online. Ya ha sacado dos números (el que quiera puede suscribirse, es gratis..)
- Creación de revista científica: Ignacio, el de 12 añitos, tiene una venilla investigadora que me chifla. Le gusta especialmente la biología y ha empezado a redactar una revista sobre animales.
- Campeonato del UNO: un juego fantástico de cartas, que da para mucho
- Pintar: especialmente Carmen, que ha dado un paso más y ha empezado con las acuarelas y las pinturas acrílicas.
- Deporte: algún partidillo de fútbol, salir a correr cuando cae la noche,...
- Aprender a cocinar: todos querían aprender a cocinar. El problema es que 6 a tu alrededor era un poco... puff, muy agobiante. Los filetes se quemaban con el stress de que todos querían darles la vuelta. Asi que, hicimos turnos de dos: uno cocinaba y el otro era el pinche; los dos conmigo, claro, para aprender..


Pues estos son algunos de los motivos por los que no queremos ir al cole en casa. ¿De dónde vamos a sacar tiempo durante el curso para  hacer estas cosas que tanto nos han gustado este verano??
Pues nada, habrá que echarle arte y salero para organizarse y salir de la rutina con alguna de estas actividades u otras que se nos ocurran, ¿ no creéis??


¡Un fuerte abrazo !!!
Cristina


viernes, 25 de julio de 2014

¡English town con Diverbo!!!

Hace mucho que no cuelgo una entrada, ¿ verdad? En ésta os voy a hablar de mi primera experiencia de inmersión lingüística...
Acabo de volver de un campamento organizado por Diverbo, un curso intensivo de inglés de una semana, cuyo principal objetivo es mejorar tu inglés a partir de la convivencia diaria con chicos y chicas de habla inglesa de diferentes sitios del mundo.
Salí el viernes a las siete de la mañana. Cinco horas en un autobús hacia Salamanca,... un poco cansada al estar sentada con una chica extranjera y ya desde el primer momento ponerte a hablar en inglés. Básicamente el viaje se basó en decir cosas sobre nosotras y jugar a las cartas americanas...
Llegamos a Aldeaduero a la una; un precioso enclave rodeado de montañas y árboles, cerca de la frontera con Portugal no, justo en la frontera, porque si cruzabas un río que había ya pasabas a Portugal. Fue increíble cuando llegamos y todos miramos por la ventanilla del bus el paisaje.





Por la tarde estuvimos presentándonos a través de juegos y nos distribuyeron las casitas. Todo era como un verdadero pueblo, en la plaza central estaba la recepción y el restaurante y luego desde allí habia muchos caminos que te llevaban a las '' villages'', pequeñas cabañas bastantes monas en las que dormían normalmente dos extranjeras y dos españolas. Yo tuve mucha suerte con la compañera, pero no con la ubicación, porque mi casa era una de las más alejadas de todo y para ir a cualquier lado tenía que andar un ratito, pero la chica con la que dormía, Val, de Florida, era super maja y me lo pasé genial con ella.


       

       


Todos los días nos levantábamos a las 8 y media, desayunábamos y luego teníamos por la mañana dos '' one to one'', un ''fun to fun'' y una actividad en grupo. Por la tarde, recuento de los puntos positivos o negativos que había acumulado cada equipo ( yo era del pink team ), actividades libres, y todas las noches veladas.

Y... ¿qué es eso del ''one to one''? Era probablemente la actividad en la que más inglés aprendías, y la que más me gustaba a mí. Cada día te ponían con un chico o chica de habla inglesa y tenias unos 58 minutos para hablar con él/ella y, realmente, aunque parezca que es horrible porque si no encuentras las palabras no hay conversación y que eres tú solo, se aprovecha muchísimo más que cualquier otra actividad. A mí me tocó sobretodo con chicos y, la mayoría de ellos, americanos, pero sin duda el ''one to one'' que más me gustó fue el que hize con Vihan, un chico indio con el que estuve hablando de las diferencias entre la India y España, hablamos de nuestras culturas y de las cosas típicas de cada país, de las diferentes religiones... fue una conversación increíble.
Y  el ''fun to fun'' consistía en que te ponían en un mini grupo con extranjeros y españoles y hacíamos juegos, también era muy divertido porque ellos te enseñaban juegos típicos de sus países y tú a ellos también





Me ha encantado la experiencia porque a parte de haber aprendido a tener largas conversaciones en inglés, a buscar la manera de decir las cosas y a coger fluidez, he conocido a gente fantástica y he pasado una semana genial.
 Así que puedo decir que... ¡ mi primera inmersión lingüística ha sido un éxito!



Carmen

jueves, 1 de mayo de 2014